Patchouli

Experiencia personal:

Estoy usando ahora este aceite esencial en una mezcla que me he hecho. Es el que menos cantidad lleva de esta mezcla, però es el único que se hace notar.

En cuanto lo huelo, me transporta a los ochenta, a mi época de discotecas, cuando asociabamos ese aroma a cierto estatus, pues el Pachuli era un perfume de los caros. Por supuesto, fuera de mis posibilidades.

Tiene un aroma peculiar que no se olvida. Solo el pachuli huele a pachuli.

Aspectos emocionales:

El Pachuli nos ayuda a estar totalmente presentes en nuestro cuerpo físico. Cuando te sientes desvitalizado, te equilibra. Cuando pretendes escapar de tu cuerpo a traves de actividades espirituales u otras formas de distracción, te devuelve a tu ser.  Modera la personalidad obsesiva haciendola “bajar” a la realidad. Te equilibra y te estabiliza.

Si eres practicante de yoga, tai-chi, chi-kung u otros ejercicios de conexión mente-cuerpo, este aceite es un excelente complemento: te sentiras más equilibrado y fluido durante tus prácticas.  Tranquiliza el corazon y la mente en preparación del espiritu y el cuerpo en una unión más profunda. Te mantiene en contacto con la tierra.

El pachuli tambien te ayuda a apreciar la magnificiencia del cuerpo físico y todos sus procesos y funciones naturales. Te aporta confianza en el cuerpo, como cuando eras niño y usabas tu cuerpo para jugar y divertirte.

Aspectos históricos: 

Durante la antigüedad los mercaderes de seda chinos viajaban hacia el oeste empacando sus telas de seda con hojas de pachuli secas para prevenir el ataque de las polillas que depositaban sus huevecillos en los tejidos. Muchos historiadores especulan que en aquella era, la asociación de la fragancia con los dioses del este era un símbolo de opulencia. De ahí que los europeos la clasificaran como una fragancia de lujo. Este antecedente se mantiene hasta la actualidad de la perfumería moderna.

Sin embargo, el origen de este perfume es mucho más antiguo. Las propiedades aromarerapéuticas del perfume de esta planta fueron descubiertas hace muchísimos años en la India. Los comerciantes de telas encontraron en su aroma, un alto potencial para venderlo, ya que la principal propiedad de este aceite es la de ser un fuerte estimulante sexual. Aprovechando esta característica, los mercaderes perfumaban con él sus telas haciendo que tanto mujeres como hombres se sintíeran atraidos a comprarlas.

Sobre la planta: 

Es una planta perenne imperecedera miembro de la familia Labiatae y un pariente cercano de la menta, lavanda y salvia. El pachulí es una hierba arbustífera que alcanza los 60 o 90 cm. de altura, la planta crece bien en climas templados y húmedos.  Las flores y capullos con semillas son muy fragantes y florecen por la tarde. Las semillas pueden cosecharse para sembrarse posteriormente, pero son muy delicadas y pueden romperse.

Sus hojas son de color verde claro y forma triangular, con bordes dentados y cubiertas de vello. Su aspecto puede recordar a la menta, ya que son de la misma familia.

Cuando florece produce eflorescencias con forma de espiga llenas de florecillas de color morado o lila.

No tolera la luz directa del sol y necesita mucha humedad, como la mayoría de plantas tropicales. Se reproduce por semillas, pero sobre todo, por trasplante de esquejes

El aceite esencial de pachuli se extrae por arrastre de vapor de Pogostemon Cablin, original del Sureste de Asia. Hoy en día se cultiva en China, Malasia, India, Indonesia y Filipinas, pero también crece en América del sur y otras regiones tropicales como Hawaii.

El nombre “Pachuli” se dice que se deriva de las antiguas palabras del Tamil “patchai” y “ellai,” lo que significa “hoja verde”. Otros dicen que proviene de la palabra “patchoi”, significa “olor” en Hindustan, refiriéndose a su uso como fragancia.

Lo que diferencia el aceite esencial de pachuli de otros aceites es que mejora con la edad.

 

Principales componentes bioquímicos:

 El principal componente químico del aceite de pachuli es el pachulol, que le otorga ese aroma amaderado, leñoso, terroso, alcanforado. Recuerda al aroma del almizcle, y se le pueden encontrar matices de tabaco y cacao. Suele ser definido como un aroma exótico y oriental, tanto por su aroma como por el origen de su uso.

En perfumería es muy apreciado por su capacidad para fijar el olor en la piel, permaneciendo así la fragancia durante más tiempo. Por eso suele formar parte de las notas bajas de los perfumes. 

Ofrece cuerpo y personalidad, riqueza y complejidad a los perfumes, y combina a la perfección con otros aceites florales, consiguiendo en su fusión un aroma dulce y envolvente

Las hojas desecadas dan del 1.5 al 2.5 por ciento de aceite esencial rico en sesquiterpenos:

 

PATCHOULOL

29,41

a-BULNESENE

18,61

a-GUAIENE

13,59

SEYCHELLENE

6,22

b-PATCHOULENE

5,50

a-PATCHOULENE

4,66

b-CARYOPHYLLENE

3,16

ACIPHYLLENE (GUAI-4,11-DIENE)

2,70

POGOSTOL

2,31

g-GURJUNENE

2,20

 

Modificado por última vez en Jueves, 29 Abril 2021 21:51
Más en esta categoría: « Copaiba Wintergreen »